octubre, 2022

Este es un evento que se repite

18oct17:3019:30Taller de primeros auxilios en bebésCómo actuar con rapidez, calma y eficiencia

Detalles del evento

Nociones básicas que todos deberíamos tener para saber reaccionar frente a un susto

Uno de los sentimientos que se experimentan cuando llega un bebé a nuestra casa es saber si sabremos responder ante una adversidad, un atragantamiento o cualquier percance que ponga en riesgo la vida de nuestro bebé. La seguridad y la confianza en uno mismo es fundamental para saber actuar y aunque es verdad que nuestro instinto de protección y nuestro amor por el bebé nos ayuda seguro a afrontar cualquier adversidad, unas nociones básicas sobre primeros auxilios nos puede ayudar mucho.

Nosotros tuvimos nuestro primer y gran susto con nuestro primogénito, Nacho. Ahora, echando la vista atrás queda como una anécdota con su aprendizaje, pero en aquel momento fueron los 4 minutos más largos de nuestra vida. Nacho sufría lo que ahora sabemos que se llama «espasmos del sollozo». Se trata de un episodio en el que el bebé deja de respirar de manera involuntaria y pierde la conciencia durante un breve periodo de tiempo, las causas son una rabieta, un susto o una experiencia dolorosa. Imaginaos con dos meses cuando de repente tras un llanto que no sabíamos como calmar, deja de llorar y de respirar de manera súbita, pensábamos lo peor, que había muerto. Es real esa sensación de que toda su corta vida y lo que será sin él a partir de ese momento pasa por tu cabeza en un par de minutos, se ralentiza el tiempo, se hace eterno. Mi marido lo tenía entre sus brazos como un trapo moviéndolo, intentando despertarlo, me lo pasó a mí y yo solo podía abrazarlo y decirle, despierta Nachete moviéndolo hacia los lados como para espabilarlo. De repente mi marido se acordó de que acababa de leer como hacer la reanimación cardio pulmanar (RCP) en bebés, se estaba sacando el título de Patrón de embarcación ligera y en el último capitulo la explicaban. Tumbó a Nachete en el suelo y le práctico el RCP, y de repente oímos como Nacho cogía aire muy suavemente, como en un suspiro. Me lo puso entre mis brazos y literalmente mi marido se desmalló. Cuando mi marido se despertó al minuto le pasé a Nachete y me desmallé yo. Esto quiere decir, que nuestro cuerpo se activa y saca todos sus recursos frente a la adversidad, aunque luego, cuando ves que tu cachorro está bien las fuerzas que has sacado te abandonan y caes fulminado durante un breve espacio de tiempo.

Mas tarde, tras ir al médico nos contó que ningún niño muere por los «espasmos del sollozo», si que algún padre por el «susto». También nos contó que le podrían seguir dando hasta los 6 años, de hecho ha tenido varios episodios, sobre todo hasta los tres años, y que no hay que zarandearlos, ni hacerle el RCP, tan solo abrazarlos, calmarlos y soplarles suavemente en la cara para que se recuperen.

Os cuento esto como anécdota y por si a alguno de vuestros hijos les pasa no os asustéis tanto como nosotros y sepáis reaccionar. Seguramente, tal y como nos contó el pediatra Nachete hubiera vuelto a respirar, pero la seguridad y control que mostró mi marido al aplicarle las técnicas de reanimación, y como respondió en ese momento nuestro bebé no lo olvidaremos jamás.

De la mano de Ana Belén Nicolás, enfermera del Morales Meseguer y mamá de Martín aprenderemos técnicas de primeros auxilios adaptadas a bebés, para saber responder de manera rápida y efectiva y no llevarnos sustos como el que nos llevamos nosotros.

more

Hora

(Martes) 17:30 - 19:30

Reservar plaza

Las fechas pueden variar por convenio entre los participantes

Precio 10,00 30,00 

Completar pedido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X
X